Dinamicas de Grupo

Las dinámicas de grupo, junto con las otras pruebas clásicas (entrevista personal, test, ect..) es uno de los elementos de selección mas comunes en los actuales procesos selectivos, tanto realizados por parte de las empresas como de las consultoras de RRHH. Se trata de una serie de situaciones simuladas, como juegos o debates en los que participan un número determinado de  potenciales candidatos, bajo la atenta mirada de uno o varios seleccionadores, que toman nota de las opiniones, actitudes y comportamientos de cada uno de ellos.

Una de sus ventajas, es que es posible discernir muchas de las dotes de los candidatos, pudiendo descubrir en intuir sus capacidades (liderazgo, capacidad de trabajo en equipo, colaboración, creatividad), pero también sus deficiencias..

¿Cómo afrontarlas?

Al contrario que con la entrevistas personales, en las dinámicas de grupo no hay una lista cerrada de temas o preguntas clásicas, por lo que es muy difícil hacer una preparación concreta para la misma. Por ello, lo más importante es que cada candidato se muestra tal cual es. Recomendaciones

  • Mostrarse natural y con seguridad en uno mismo. Es inútil intentar simular ante los seleccionadores actitudes o capacidades que no van con el candidato.
  • Argumentar con sentido en las distintas intervenciones. Apoyar las opiniones de otros candidatos, si se está de acuerdo. Lo mejor es manejar argumentos razonables y razonados y plantear las cuestiones con firmeza pero con respeto.
  • Mostrarse educados y corteses con el resto del grupo.

 

Es importante y muy valorable, romper el hielo al comienzo de la prueba, así como tener dotes para saber encauzar una discusión o servir de guía para el grupo (sin autoritarismos), intentando alcanzar un consenso para todos. Igualmente es importante saber resumir y sacar conclusiones de la dinámica antes de finalizarla.

Sin embargo se deben evitar circunstancias como las siguientes:

  • Monopolizar la charla, sin dejar participar al resto de los candidatos
  • Guardar silencio durante toda la prueba, no aportando opiniones ni comentarios.
  • Criticar las intervenciones de los demás candidatos.
  • Ser polémico o pretender estar en posesión de la verdad absoluta.
Anuncios